lunes, 1 de marzo de 2010

HORÓSCOPOS. CONOCE TU DESTINO

Resulta que hay más personas que consultan y por tanto creen en los horóscopos que la suma de todos los creyentes de cualquiera de las religiones. Por lo tanto el tema no es baladí, estamos rodeados de paganos blasfemos. Existen dos actores en esta boba representación; los “astrólogos” que se lucran económica o emocionalmente con sus predicciones y los consumidores que invierten su tiempo y su dinero esperando una luz, una guía. Sobre los primeros lo único que de momento se les puede perdonar es que no han lanzado cruzadas, ni inquisiciones, ni jihad, es decir, no han asesinado a nadie por no creerles. Los segundos me preocupan mucho más. En pleno siglo XXI regresamos al tiempo de la oscuridad, la superchería, la superstición, la dependencia.
De entrada no quiero que se confunda la espiritualidad o la moral con la religiosidad, ni tampoco me posiciono en la creencia de que la razón lo puede todo, no vamos a hacer dogma de la ciencia. Incluso, en ocasiones reconozco a la mente, al pensamiento, como un ruido que puede bloquear otros valiosos procesos como el sentimiento, las alucinaciones, la meditación. La fe, tan valiosa para emprender exploraciones, la fe en uno mismo, es en cualquier caso un proceso que requiere de no-pensar.
Intrigado por mi destino, me puse a investigar y para ello consulté las numerosísimas versiones publicadas en cualquier medio de comunicación sobre “¿cómo irá mi día?”, o peor aún “¿cómo soy?” y más dramáticamente “¿cómo debo comportarme?”. Estos son los resultados (se los pueden saltar)
Primera consulta; Hoy las ganancias, ingresos de dinero, valores, negocios y actividades monetarias serán lo importante. Será un tiempo para innovar en los estudios o cambiar radicalmente de carrera.
Segunda consulta; Le has pedido a alguien que ponga atención a tus necesidades y deseos. La reacción puede no ser instantánea, pero sigue insistiendo, lograrás lo que quieres. Tus ideas prevalecen sobre otras hoy Provoca celos, pero ya estas acostumbrado y tómalo como venga. Número de la suerte 19.
Tercera consulta; Necesita solucionar pequeños problemas que, en conjunto, molestan mucho. Sepa escuchar a sus allegados. Hable de sus problemas con las personas afectadas. Se destraban trámites que realizaba. Sugerencia: pequeños cambios pueden ayudarlo mucho en su vida.
Cuarta consulta; Deja la pereza en casa y sal a la calle. No debes estar todo el día dándole vueltas a lo mismo, porque hay cosas que se escapan a tu alcance. Diviértete más y no te obsesiones por nada. La frivolidad te vendrá ahora bien para olvidar algunos de tus problemas. Te fe en ti. Le revelan un secreto importante y comprometido. No es un día apto para firmas o reuniones importantes, si las tiene que hacer, relea todo o preste atención a lo que escuche. Un repentino cambio de planes lo lleva a postergar un viaje planeado.
Quinta consulta; No busques aventuras que luego sólo te complican la vida.
A veces es mejor acoplarte con lo que tienes que ir a buscar algo que no tiene futuro.
El trabajo no está en un buen momento: la confusión y las tensiones serán abundantes.
Tu nivel de energía está subiendo, pero aprende a controlarla para no perderla tontamente.
Sexta consulta; Te has convertido en personaje importante en tu ámbito y quieres crecer en dedicación y conciencia de grupo. Cuidado con las actividades colectivas.
Número de la suerte: 12.

La primera cuestión es obvia, no coinciden, por lo tanto he de escoger aquel que más me encaje. Este proceso tiene un nombre, una patología denominada el “efecto Barnum”, también conocido como el “efecto Forer”; la observación de que los individuos darán aprobación de alta precisión a descripciones de su personalidad que supuestamente han sido realizadas específicamente para ellos, pero que en realidad son generales y suficientemente vagas como para ser aplicadas a un amplio espectro de gente.
Les propongo un ejercicio. Lean este texto para los del signo Cáncer;
Tienes la necesidad de que otras personas te quieran y admiren, y sin embargo eres crítico contigo mismo. Aunque tienes algunas debilidades en tu personalidad, generalmente eres capaz de compensarlas. Tienes una considerable capacidad sin usar que no has aprovechado. Disciplinado y controlado hacia afuera, tiendes a ser preocupado e inseguro por dentro. A veces tienes serias dudas sobre si has obrado bien o tomado las decisiones correctas. Prefieres una cierta cantidad de cambios y variedad y te sientes defraudado cuando te ves rodeado de restricciones y limitaciones. También estás orgulloso de ser un pensador independiente; y de no aceptar las afirmaciones de los otros sin pruebas suficientes. Pero encuentras poco sabio el ser muy franco en revelarte a los otros. A veces eres extrovertido, afable, y sociable, mientras que otras veces eres introvertido, precavido y reservado. Algunas de tus aspiraciones tienden a ser bastante irrealistas.

Bueno, perdón pero les he hecho una treta, lo siento. Este texto es lo que se llama “el test de Forer” y para cualquiera que lo haya leído, el promedio de acierto, de ajuste a su personalidad es del 4.26 sobre 5. Paul Meeh denominó este efecto “convalidación subjetiva” la actitud crédula que lleva a ver o a interpretar datos ambiguos en función del deseo. Cuando alguien está predispuesto a ver algo que satisfaga sus expectativas tendrá menos defensas que otro para dudar de una prueba por dudosa que sea.
Hace años que bromeo con la idea de que a los niños, adolescentes y débiles mentales no se les debe de dejar leer los horóscopos. En un momento de formación, de maduración de la personalidad buscamos saber quiénes somos, cómo somos y ahí es donde comienza un proceso de creación ficticia de nuestra personalidad. Mi horóscopo dice que soy; sensible, imaginativo, protector, maternal, perseverante, contradictorio, caprichoso, maniático e inseguro. Pero también me identifico con otro signo al azar; sensual, posesivo, amante de la naturaleza, hogareño, tenaz. Otro más; valiente, egoísta, inteligente, entusiasta, siempre dicen lo que piensan, impulsivo. Y también; apasionado, dominante, ambicioso, orgulloso, con necesidad de prestigio, responsable. Y así uno tras otro de estos estereotipos encajan en mi personalidad porque LO SOMOS TODO.
Y para finalizar unos datos basados en la lógica y la ciencia;
-La astrología nace en el siglo II D.C, la inventa Ptolomeo basado en los conocimientos astronómicos de la época. A ojímetro.
-Se han descubierto desde entonces nuevos planetas y constelaciones (arbitrarias agrupaciones de estrellas) que son cerca de noventa y que de las cuales sólo 12 son tenidas en cuenta por esta peña, las demás no influyen según ellos, otra arbitrariedad.
-El eje gravitatorio de Ptolomeo ha variado en 33 grados, tampoco eso importa. Los “precisos” cálculos matemáticos que supuestamente hacen, en cualquier caso están asentados sobre datos falsos, así que nada de nada.
-Tampoco importan unos ciento cuarenta satélites, algunos mayores que planetas, unos cien mil asteroides y un número aún indeterminado de cometas. Nada, esos tampoco cuentan aún haciendo un enorme esfuerzo de credulidad infinita en su influencia.
-La gravedad, si claro, les recuerdo la ley “la atracción gravitatoria es directamente proporcional a la masa del cuerpo que la causa e inversamente proporcional al cuadrado de la distancia que nos separa de él” Cuánto pesas?
-A 1200 millones de chinos se la pela nuestro horóscopo, tienen el suyo y dicen que ese es el bueno, cómo no, así dicen los cristianos, judíos, musulmanes de los demás dioses.
Cualquier idea que haga de nosotros agrupaciones excluyentes y exclusivas, estereotipos que discriminan y dividen, carece de visión humana y huele a CONTROL y a NEGOCIO chapucero. Son lo que Richard Dawkins califica como “los enemigos de la razón”.
No soy quien para dar consejos, cada uno que saque sus conclusiones, pero creo que uno se hace a sí mismo, que uno hace de sus dones y defectos lo que quiera hacer con ellos. Pero, si te dicen que eres caprichoso por ser Tauro y te agarras de eso para dar por saco a los que te rodean, estás jodido y nos estás jodiendo. Y por último, ya sabes cómo ser una buena persona sólo HAZLO y no esperes que una estupidez conduzca tu destino.
Yo soy cáncer. Para toda esa bola de “nacos” que me pregunta mi signo, soy un cáncer pero TERMINAL.

1 comentario:

Manuel dijo...

Desde mi punto de vista
Es normal que no les importe
ya que viven en un mundo de farsas y ambiguedades, para asegurarseque aciertan en algo
No creo en ellos y pienso que perjudican a los que siempre estan pendientes de los horoscopos
Un saludo desde Alicante